Blog realizado a partir de las explicaciones de D. DESIDERIO LÓPEZ GÓMEZ, de sus clases impartidas en la Diplomatura de Educación Social, Facultad de Educación de la Universidad de Salamanca.

domingo, 9 de enero de 2011

Las emociones negativas


Las interacciones familiares a menudo se caracterizan porque existe entre los familiares una relación más o menos cordial, pero superficial, en donde puede haber escaso afecto o intenciones explícitas de no comunicarse con la otra persona. También es posible que la otra persona sea objeto de nuestro rechazo o de nuestro desamor, y blanco donde pueden orientarse toda una gama de emociones negativas, como celos, envidia, rivalidad, rencor, odio e incluso comportamientos agresivos verbales, psicológicos o físicos.

Fragmento de "Te doy mis ojos"



El sistema familiar debe reconocer, canalizar y facilitar la expresión de las emociones negativas mediante la creación de un clima basado en la empatía y la tolerancia.

Negar las emociones negativas no ayuda a resolver los conflictos, sino que los pospone hasta que estallan con más intensidad o, en su defecto, se traducen en comportamientos autodestructivos como la ansiedad o la depresión.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada